90 familias de recicladores recibieron compactadora

Apropet, empresa colombiana perteneciente al Grupo SMI – San Miguel Industrias-, dedicada a la transformación del plástico PET recuperado en materia prima para la fabricación de nuevas botellas, hizo entrega, junto con la Fundación Recicla, Pues!, de una compactadora a los recuperadores ambientales de la Asociación Asocolombianita, favoreciendo el trabajo de cerca de 90 familias.

La compactadora, con un valor cercano a los 35 millones de pesos, es una herramienta vital para optimizar los procesos de reciclaje de materiales como plástico, papel y cartón.

“¡La felicidad de ver esta compactadora aquí es grande! vamos a ahorrar espacio en la bodega y dinero en el transporte del material recuperado, ya que al trasladarlo prensado ocupa menos espacio, y podemos llevar mayor cantidad en cada viaje, además las empresas transformadoras de estas materias primas pagan mejor en `paca´ (comprimido) que en `globo´ (sin comprimir)” afirmó Héctor Jaime Bernal fundador de la Asociación de Recicladores de Puente Aranda La Colombianita E.S.P. (Asocolombianita), que aglutina a cerca de 90 personas que derivan su sustento de las labores del reciclaje.

John Henry Villamizar, Country Manager de Apropet, explicó el proceso que realiza la firma para hacer este tipo de aportes a los recicladores: “Se Identifican algunas asociaciones de recuperadores que destacan por su organización y emprendimiento, y a manera de comodato les entregamos este tipo de maquinaria, con esto dignificamos su labor, optimizamos sus procesos y aportamos a la generación de mejores ingresos económicos para ellos y sus familias, adicionalmente se brinda la capacitación acerca del manejo correcto y cuidados de la compactadora”.

Recicla, Pues! es una fundación colombiana que nació como parte del movimiento en favor del reciclaje promovido por la ONG peruana Recicla, Pe!. que estuvo presente en la entrega de la compactadora con Daniela Tagle, una de sus promotoras.

“Este es un esfuerzo conjunto de Apropet y la Fundación Recicla, Pues! para dignificar, tecnificar y potenciar la labor de las asociaciones de recuperadores; a través de estas acciones aportamos al cuidado del medio ambiente y al desarrollo de la economía circular” anotó al respecto Emir Torres director de la Fundación Recicla, Pues!

Asocolombianita se suma a una lista de más de 10 organizaciones de recicladores, que han sido beneficiadas a través de este programa de Apropet y la Fundación ¡Recicla, Pues!

Nota publicada en: https://centrors.org/90-familias-de-recicladores-recibieron-compactadora/

Vacaciones ecoamigable, propone la Fundación Recicla. Pues!

El fin de un año y el inicio de otro es el momento ideal para salir de viaje, descansar, disfrutar de las vacaciones y desconectarse del mundo. Una playa es el lugar ideal, también para empezar a contribuir con el cuidado ambiental; de igual manera si estamos en un bosque, cerca de un río o, en general, en espacios naturales turísticos donde hay que evitar tirar la basura al suelo.

La fundación colombiana Recicla, Pues! comparte algunos consejos útiles en busca de que las vacaciones sirvan para cuidar del medio ambiente y no para causarle daño:

Las botellas, con lo reciclable: es normal que las caminatas o el calor hagan que los viajeros lleven consigo bebidas embotelladas, lo que no es normal, ni está bien, es que arrojen al suelo dichos envases luego de haber consumido los productos. El turismo se sustenta en la belleza de los paisajes y nada peor para este sector que ver, por ejemplo, una playa llena de botellas tiradas o una costa con islas de plástico flotando a la deriva. Tomar consciencia y depositar las botellas plásticas en los lugares adecuados y junto a los materiales reciclables es la actitud.

¿Y con la basura que encontramos?: no es suficiente no aportar al problema, hay que ser parte de la solución. Si bien es necesario separar los desechos y no dejar desperdicios en los ecosistemas, también es relevante limpiar aquellos lugares que visitemos. No se trata de armar una gran brigada de limpieza, basta con llevar una bolsa ecológica, en tela, por ejemplo, y recoger en ella las botellas que encontremos en nuestro camino para luego dejarlas en el lugar adecuado junto al resto de materiales reciclables.

Si cada viajero recogiera una sola botella en su estadía las playas, ríos y bosques estarían libres de desechos, el destino sería más atractivo y además se generarían más recursos para los recuperadores que obtienen su sustento de esta actividad (para el caso colombiano hablamos de cerca de 60.000 familias).

Los mares y ríos son solo para nadar: No se debe ingresar al mar, a ríos o lagunas con bebidas o alimentos, además de poner en riesgo la integridad por tener objetos que limitan la movilidad, estamos llevando potenciales desechos que pueden quedar a la deriva e ir a parar a los ecosistemas acuáticos, afectando a miles de animales y contaminando las aguas.

La fundación Recicla, Pues!, dedicada a promover el reciclaje de envases plásticos, hace un llamado en estas vacaciones para actuar sobre la forma en que podemos beneficiar al planeta. Comparta estos buenos hábitos con familiares y amigos para evitar que esta temporada genere daños a los ecosistemas.

Nota publicada en: https://www.lametronoticias.com/vacaciones-ecoamigable-propone-la-fundacion-recicla-pues/

Movimiento que promueve reciclar botellas de plástico se extiende a la región y llega a Colombia

La cantidad de botellas tiradas en las playas, camino a invadir las aguas del mar, decidió a dos jóvenes peruanas, Daniela y Sandra Tagle, a pasar del impacto que eso les causaban a emprender acciones para evitarlo. Así nació Recicla, Pe!, una ONG que inicialmente buscaba concientizar a los peruanos sobre la importancia de reciclar botellas de PET, pero que ahora, gracias al éxito obtenido y la penetración alcanzada, se prepara para convertirse en un movimiento latinoamericano. Colombia es la primera estación.

Creada en el 2017, Recicla, Pe! se ha convertido en un modelo dentro de las estrategias para estimular el reciclaje. Con un robusto calendario de actividades y campañas de limpieza de playas y ecosistemas, una muy fuerte acción de redes, 300 puntos de recolección de botellas en la capital peruana, aumento en las tasas de reciclaje, vinculación de empresas, artistas, deportistas, voluntarios, la ONG crece cada día, suma seguidores y siembra con asertividad el mensaje: reciclar es el camino.

EN COLOMBIA

Recicla, Pues!, es el nombre que toma la ONG en Colombia con el mismo objetivo: concientizar y educar a la población sobre el reciclaje de envases de plástico de tereftalato de polietileno, más conocido como Pet, un material que puede ser reciclado una y mil veces, disminuyendo el impacto ambiental.

Con la decisión de convertir este esfuerzo en un movimiento latinoamericano, las hermanas Tagle conocieron en Colombia a Emir Giovanni Torres, un colombiano inquieto como ellas por la cantidad de botellas en los vertederos, camino de invadir los océanos, sensible con la situación de los recicladores quienes, con un poco de ayuda, podrían mejorar su situación, obsesionado con la educación “verde” desde la infancia para incubar el desarrollo de la economía circular. Nace así, Recicla, Pues!, un emprendimiento que seguirá el camino del peruano.

Con apenas dos meses de actividades, la ONG colombiana ha logrado entrar en el calendario de actividades sostenibles y promover sus tres frentes de acción:

Concientización de las personas acerca de la correcta disposición y reciclaje de botellas de plástico Pet, a través de capacitaciones en instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas en medios de comunicación y desarrollo de eventos.
Instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de envases en lugares públicos y privados.
Desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones.
“Necesitamos que cada día más consumidores de bebidas separen las botellas, las lleven a los contenedores dispuesto para tal fin en centros comerciales y conjuntos residenciales, o que las entreguen directamente a los recuperadores de su sector, aportando así a la conservación del planeta”, dice el director de la ONG que vive cargado de datos: “El reciclaje de dos toneladas de plástico ahorra cerca de una tonelada de petróleo bruto, gran cantidad de agua, y además disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”, razones suficientes para reciclar.

Nota publicada en: https://www.lametronoticias.com/movimiento-que-promueve-reciclar-botellas-de-plastico-se-extiende-a-la-region-y-llega-a-colombia/

Movimiento peruano que promueve reciclar botellas de plástico llega a Colombia

La cantidad de botellas tiradas en las playas, camino a invadir las aguas del mar, decidió a dos jóvenes peruanas, Daniela y Sandra Tagle, a pasar del impacto que eso les causaban a emprender acciones para evitarlo. Así nació Recicla, Pe!, una ONG que inicialmente buscaba concientizar a los peruanos sobre la importancia de reciclar botellas de PET, pero que ahora, gracias al éxito obtenido y la penetración alcanzada, se prepara para convertirse en un movimiento latinoamericano. Colombia es la primera estación.

Creada en el 2017, Recicla, Pe! se ha convertido en un modelo dentro de las estrategias para estimular el reciclaje. Con un robusto calendario de actividades y campañas de limpieza de playas y ecosistemas, una muy fuerte acción de redes, 300 puntos de recolección de botellas en la capital peruana, aumento en las tasas de reciclaje, vinculación de empresas, artistas, deportistas, voluntarios, la ONG crece cada día, suma seguidores y siembra con asertividad el mensaje: reciclar es el camino.

En Colombia

Recicla, Pues!, es el nombre que toma la ONG en Colombia con el mismo objetivo: concientizar y educar a la población sobre el reciclaje de envases de plástico de tereftalato de polietileno, más conocido como Pet, un material que puede ser reciclado una y mil veces, disminuyendo el impacto ambiental.

Con la decisión de convertir este esfuerzo en un movimiento latinoamericano, las hermanas Tagle conocieron en Colombia a Emir Giovanni Torres, un colombiano inquieto como ellas por la cantidad de botellas en los vertederos, camino de invadir los océanos, sensible con la situación de los recicladores quienes, con un poco de ayuda, podrían mejorar su situación, obsesionado con la educación “verde” desde la infancia para incubar el desarrollo de la economía circular. Nace así, Recicla, Pues!, un emprendimiento que seguirá el camino del peruano.

Con apenas dos meses de actividades, la ONG colombiana ha logrado entrar en el calendario de actividades sostenibles y promover sus tres frentes de acción:

Concientización de las personas acerca de la correcta disposición y reciclaje de botellas de plástico Pet, a través de capacitaciones en instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas en medios de comunicación y desarrollo de eventos.

Instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de envases en lugares públicos y privados.

Desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones.

“Necesitamos que cada día más consumidores de bebidas separen las botellas, las lleven a los contenedores dispuesto para tal fin en centros comerciales y conjuntos residenciales, o que las entreguen directamente a los recuperadores de su sector, aportando así a la conservación del planeta”, dice el director de la ONG que vive cargado de datos: “El reciclaje de dos toneladas de plástico ahorra cerca de una tonelada de petróleo bruto, gran cantidad de agua, y además disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”, razones suficientes para reciclar.

Nota publicada en: https://hsbnoticias.com/noticias/ciencia/movimiento-peruano-que-promueve-reciclar-botellas-de-plastic-573549

Movimiento peruano que promueve reciclar botellas de plástico llega a Colombia

La cantidad de botellas tiradas en las playas, camino a invadir las aguas del mar, decidió a dos jóvenes peruanas, Daniela y Sandra Tagle, a pasar del impacto que eso les causaban a emprender acciones para evitarlo. Así nació Recicla, Pe!, una ONG que inicialmente buscaba concientizar a los peruanos sobre la importancia de reciclar botellas de PET, pero que ahora, gracias al éxito obtenido y la penetración alcanzada, se prepara para convertirse en un movimiento latinoamericano. Colombia es la primera estación.

Creada en el 2017, Recicla, Pe! se ha convertido en un modelo dentro de las estrategias para estimular el reciclaje. Con un robusto calendario de actividades y campañas de limpieza de playas y ecosistemas, una muy fuerte acción de redes, 300 puntos de recolección de botellas en la capital peruana, aumento en las tasas de reciclaje, vinculación de empresas, artistas, deportistas, voluntarios, la ONG crece cada día, suma seguidores y siembra con asertividad el mensaje: reciclar es el camino.

En Colombia

Recicla, Pues!, es el nombre que toma la ONG en Colombia con el mismo objetivo: concientizar y educar a la población sobre el reciclaje de envases de plástico de tereftalato de polietileno, más conocido como Pet, un material que puede ser reciclado una y mil veces, disminuyendo el impacto ambiental.

Con la decisión de convertir este esfuerzo en un movimiento latinoamericano, las hermanas Tagle conocieron en Colombia a Emir Giovanni Torres, un colombiano inquieto como ellas por la cantidad de botellas en los vertederos, camino de invadir los océanos, sensible con la situación de los recicladores quienes, con un poco de ayuda, podrían mejorar su situación, obsesionado con la educación “verde” desde la infancia para incubar el desarrollo de la economía circular. Nace así, Recicla, Pues!, un emprendimiento que seguirá el camino del peruano.

Con apenas dos meses de actividades, la ONG colombiana ha logrado entrar en el calendario de actividades sostenibles y promover sus tres frentes de acción:

Concientización de las personas acerca de la correcta disposición y reciclaje de botellas de plástico Pet, a través de capacitaciones en instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas en medios de comunicación y desarrollo de eventos.

Instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de envases en lugares públicos y privados.

Desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones.

“Necesitamos que cada día más consumidores de bebidas separen las botellas, las lleven a los contenedores dispuesto para tal fin en centros comerciales y conjuntos residenciales, o que las entreguen directamente a los recuperadores de su sector, aportando así a la conservación del planeta”, dice el director de la ONG que vive cargado de datos: “El reciclaje de dos toneladas de plástico ahorra cerca de una tonelada de petróleo bruto, gran cantidad de agua, y además disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”, razones suficientes para reciclar.

Nota publicada en: https://extra.com.co/noticias/ciencia/movimiento-peruano-que-promueve-reciclar-botellas-de-plastic-573549

Así se transforman las botellas pet para su reutilización

Aunque dura en degradarse más de 100 años, el politereftalato de etileno (Pet), es uno de los materiales más importantes de la industria del plástico, no solo por sus características de ligereza y ser apto para los alimentos, sino porque es 100 por ciento reciclable.

Por ello, distintas industrias reciben toneladas de este elemento al año para ser reutilizados en la producción de nuevas botellas o productos textiles.

Con el fin de reducir el impacto ambiental del plástico, distintos países en el mundo ya cuentan con regulaciones frente al tema. Por ejemplo, Noruega tiene un impuesto ambiental que ayuda a la separación de residuos y países latinoamericanos como Perú ya deben usar de forma obligatoria rPet, es decir, plásticos reciclados en sus producciones.

Colombia, por su parte cuenta con la ley 1407 de 2018, la cual le dice a los productores de envases y empaques que para el 2021 deben recoger por lo menos el 10 por ciento de todo el material que lanzan al mercado con el fin de reutilizarlo, y de forma progresiva, para el 2030, puedan tener el 30 por ciento de recuperación de toda la materia que producen.

En línea con este objetivo, han surgido industrias como Apropet, una empresa nacional que, desde hace cuatro años, de acuerdo con su gerente Henry Villamizar, fue creada para “incluir todos los residuos de botellas PET en el proceso de economía circular y convertirlos en resina reciclada para la fabricación de nuevas botellas.”

La empresa nació de la alianza entre San Miguel Industrias, una organización peruana encargada de la inyección y soplado de envases de plástico y Aproplast, una compañía colombiana líder en reciclaje PET.

La red de reciclaje
En Apropet, el proceso de reutilización inicia cuando llegan las botellas de postconsumo a la planta. Allí, se les hace una inspección de calidad y se empieza a separar el material que viene compactado, con el fin de retirar los elementos que puedan contaminar el proceso como metales, cartón, papel y, en general, los insumos que no sean de plástico PET.

“Hay que asegurarse que a la hora de incluir botellas de plástico estás no tengan las tapas y las etiquetas.”

Posteriormente, se hace un lavado de las botellas con soda caústica y agua a altas temperaturas lo que garantiza que el material quede limpio para pasar al proceso de molido. Al tener tapas y etiquetas se procede a retirarlas.

Por ello, Villamizar, dice que a la hora de separar los desechos reciclables en casa es importante tener en cuenta dos cosas, “la primera separar en una bolsa blanca todos los elementos que puedan ser reutilizados, y segundo, asegurarse de que a la hora de incluir botellas de plástico estás no tengan las tapas y las etiquetas, ya que estas no están hechas de material PET y, por tanto, no pueden ser usadas en este proceso de reutilización.” Así mismo, Villamizar recomienda desocupar completamente el líquido de los envases, ya que este puede contaminar otros productos reciclables como el papel o el cartón.

Luego de separar las etiquetas y las tapas del plástico, se le realiza un nuevo lavado al elemento resultante para llevar a cabo un completo proceso de desinfección.

El proceso de regeneración

El material PET resultante vuelve a pasar por una cámara de desinfección para seguir a la etapa de destrucción, cristalización y compresión donde el material termina compactado en una bolita, “siendo este el producto final, que es resina reciclada, la cual se entrega a los productores de botella para que puedan hacer envases 100 por ciento compuestos de este elemento o con el porcentaje que deseen usar.”, dijo Villamizar.

“El reciclaje de botellas genera beneficios sociales, económicos y ambientales.”

La resina resultante, además de ser usada para crear nuevas botellas, puede emplearse en la producción de fibras textiles, implementos de cocina, entre otros.

Emir Giovanni Torres, director de la Ong Reciclapues, destacó que esta tarea de reciclaje y reutilización del plástico PET, “genera beneficios sociales porque en Colombia más de 60.000 mil familias viven del reciclaje; a nivel económico, debido a que impulsa una industria comprometida con el medio ambiente; y a nivel ambiental, pues las botellas ya no estarían llegando a la playa, a los océanos o a los vertederos.”

Daniela Gallo
*PARA EL TIEMPO

Nota publicada en: https://www.eltiempo.com/vida/medio-ambiente/como-es-el-proceso-de-reciclaje-y-reutilizacion-de-las-botellas-plasticas-416636