Recicla, pues! recorrerá colegios enseñando a reciclar.

En apenas 5 meses de labores en Colombia, la Fundación Recicla, Pues! ya cuenta con más de 200 voluntarios, y tiene un calendario de actividades tras el cual existe un trabajo frenético de contactos, desplazamientos, capacitaciones, instalación de contendedores para recolección, atención a representantes de colegios en busca de capacitación a los niños, y de tocar puertas de las empresas del sector privado para hacer todo posible. También de un esfuerzo para acercarse al sector público en busca de apoyo para que se masifique el mensaje de cuidar lo que queda del planeta a través de reciclaje.

“Hay muchas ganas, mucha colaboración y compromiso, pero también mucha hipocresía”, dice Emir Giovanni Torres, director de la fundación Recicla, Pues!, al comentar su experiencia en este periodo en el que ha logrado grandes avances, pero durante el cual se ha encontrado con personas y entidades que defienden en lo público las prácticas sostenibles, pero en lo privado no hacen absolutamente nada.

No obstante a esta entidad le sobra entusiasmo, junto con las visitas a empresas donde explican la importancia del reciclaje y el proceso de hacer de la botella un elemento de la economía circular, han hecho la limpieza de 2.5 kilómetros del cauce del Río Tunjuelo, participado como expositores e invitados a eventos y foros académicos sobre sostenibilidad, organizado reciclatones de recolección de PET en varios parques de la capital, apoyo a varias asociaciones de recicladores de Bogotá, campañas ambientales a través de las redes sociales, y una constante agenda de capacitaciones a estudiantes y trabajadores de diversas instituciones académicas y empresas del país.

Las capacitaciones de Recicla, Pues! se basan en temas como la sostenibilidad, la economía circular, el cuidado ambiental y la separación de los residuos sólidos según la resolución No. 2184 de 2019 (que empezará a regir en el 2021).

Para el mes de marzo tienen previstas jornadas permanentes de reciclaje en dos de los Colegios con mayor cantidad de estudiantes en Bogotá, el Colegio Diego Montaña Cuellar de Usme (4500 estudiantes) y el Inem Francisco de Paula Santander de Kennedy (7500 estudiantes) “Cada vez queremos impactar más personas que se conviertan en embajadores del cuidado ambiental; adicionalmente, con el material recuperado se pretenden crear piezas de mobiliario para ambos colegios” afirma Torres, un joven comunicador con gran pasión por la sostenibilidad, ganador de la beca al curso de periodismo sostenible otorgado por el Grupo Semana y Global Reporting Initiative en 2019, con master en comunicación empresarial y corporativa.

El objetivo de Recicla, Pues! es visitar la gran mayoría de los colegios del país, “Especialmente porque hemos comprobado que en los niños y en los jóvenes hay más compromiso e interés por cuidar el medio ambiente, y gran voluntad por participar activamente en los reciclatones, en las jornadas de limpieza, y son ellos los que llevan el mensaje a la casa”, afirma Torres.

A lo largo del año 2020 la Fundación pretende apalancar recursos de la empresa privada para financiar proyectos como el recorrido por los colegios y la continua instalación de contenedores para separar los residuos recuperables, jornadas de limpieza de playas, ríos, bosques, siembras de árboles y eventos de Plogging, una alternativa para la recolección de residuos mientras se practica el deporte.

Nota publicada en: https://centrors.org/recicla-pues-recorrera-colegios-ensenando-a-reciclar/

Con tres líneas de acción se busca que en el país, el reciclaje pase del deseo a la acción

La Fundación Recicla, Pues! pretende cambiar la forma de reciclar las botellas PET. Su mensaje para evitar que lleguen a los rellenos sanitarios y/o afecten negativamente los diversos ecosistemas, se extiende por Bogotá y se alista para recorrer el país.

Actualmente Colombia genera más de 11 millones de toneladas de basura al año, una gran mayoría de estos residuos son aprovechables, sin embargo, apenas el 17% se recicla, la capital produce al día 6.300 toneladas de basura y solo se recicla el 15%, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible. Cifras de reciclaje bastante bajas y preocupantes teniendo en cuenta que en los próximos cinco años 321 rellenos del país cumplirán su vida útil.

Con pocos meses de operación, Recicla, Pues! ha logrado tejer una red de actividades con las cuales ha estado presente en varios puntos de la ciudad. La agenda del 2020 nutrida ya demuestra que la gente quiere que la motiven. Allí donde escuchan el, mensaje, hacen una capacitación, una jornada de recolección, un programa de motivación para que más y más botellas lleguen a las plantas trasformadoras y no a los vertederos. Y cada día ganan adeptos y crecen en las redes sociales.

Fundación que tiene su origen en la ONG peruana Recicla, Pe!. Hace dos años en Lima, tiempo en el cual han logrado tener en la capital inca más de 300 puntos de recolección de botellas, aumentar las tasas de reciclaje de este material, capacitar un sinnúmero de personas y realizar campañas de limpieza de playas y ecosistemas con excelentes resultados.

¿Qué hace Recicla, Pues!?

Recicla, Pues! tiene tres líneas de acción definidas, la primera es la capacitación en diversas instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas a través de medios de comunicación y desarrollo de eventos.

La segunda, es la instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de botellas PET en lugares públicos y privados.

La tercera, el desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones, ya que ellos se benefician directamente de todo lo anterior, puesto que la separación de las botellas hace más fácil su labor y a su vez el material recuperado es entregado a ellos, que lo venden a las empresas que procesan este tipo de materia prima, todo esto aporta al desarrollo de la economía circular.

Respaldados en la economía circular, un concepto directamente relacionado con la sostenibilidad, que busca reducir al mínimo la extracción de recursos naturales para la fabricación de un nuevo producto, Emir Torres director de Recicla, ¡Pues!, dice que todos podemos y explica el proceso: las personas adquieren bebidas envasadas en botellas PET, posteriormente disponen las botellas de manera correcta en contenedores, estas botellas se le entregan a las asociaciones de recuperadores (recicladores) ellos venden este material a empresas que producen nuevas botellas a partir del PET recuperado, la botella vuelve al mercado con otra bebida y de esa manera vuelve a iniciar el círculo. Cumpliendo además con los pilares del desarrollo sostenible.

Nota publicada en: https://diariodelcauca.com.co/noticias/ciencia/con-tres-lineas-de-accion-se-busca-que-en-el-pais-el-recicla-590426

Reciclar debe pasar del deseo a la acción

Actualmente Colombia genera más de 11 millones de toneladas de basura al año, una gran mayoría de estos residuos son aprovechables, sin embargo, apenas el 17% se recicla, la capital produce al día 6.300 toneladas de basura y solo se recicla el 15%, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Cifras de reciclaje bastante bajas y preocupantes teniendo en cuenta que en los próximos cinco años 321 rellenos del país cumplirán su vida útil.

¡Con pocos meses de operación, Recicla, Pues! Ha logrado tejer una red de actividades con las cuales ha estado presente en varios puntos de la ciudad. La agenda del 2020 nutrida ya demuestra que la gente quiere que la motiven. Allí donde escuchan él, mensaje, hacen una capacitación, una jornada de recolección, un programa de motivación para que más y más botellas lleguen a las plantas trasformadoras y no a los vertederos. Y cada día ganan adeptos y crecen en las redes sociales.

¡Fundación que tiene su origen en la ONG peruana Recicla, Pe! Hace dos años en Lima, tiempo en el cual han logrado tener en la capital inca más de 300 puntos de recolección de botellas, aumentar las tasas de reciclaje de este material, capacitar un sinnúmero de personas y realizar campañas de limpieza de playas y ecosistemas con excelentes resultados.

¿¡Qué hace Recicla, Pues!?

¡Recicla, Pues! tiene tres líneas de acción definidas, la primera es la capacitación en diversas instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas a través de medios de comunicación y desarrollo de eventos.

La segunda, es la instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de botellas PET en lugares públicos y privados.

La tercera, el desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones, ya que ellos se benefician directamente de todo lo anterior, puesto que la separación de las botellas hace más fácil su labor y a su vez el material recuperado es entregado a ellos, que lo venden a las empresas que procesan este tipo de materia prima, todo esto aporta al desarrollo de la economía circular.

Nota publicada en: https://www.notingenio.com.co/fila1/reciclar-debe-pasar-del-deseo-a-la-accion/

Reciclar, más que un deseo

Aporte informativo:

Yolia Dussan Comunicaciones

Su mensaje para evitar que lleguen a los rellenos sanitarios y/o afecten negativamente los diversos ecosistemas, se extiende por Bogotá y se alista para recorrer el país.

Actualmente Colombia genera más de 11 millones de toneladas de basura al año, una gran mayoría de estos residuos son aprovechables, sin embargo, apenas el 17% se recicla, la capital produce al día 6.300 toneladas de basura y solo se recicla el 15%, según datos del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Cifras de reciclaje bastante bajas y preocupantes teniendo en cuenta que en los próximos cinco años 321 rellenos del país cumplirán su vida útil.

Con pocos meses de operación, Recicla, Pues! ha logrado tejer una red de actividades con las cuales ha estado presente en varios puntos de la ciudad. La agenda del 2020 nutrida ya demuestra que la gente quiere que la motiven.

Allí donde escuchan el mensaje, hacen una capacitación, una jornada de recolección, un programa de motivación para que más y más botellas lleguen a las plantas trasformadoras y no a los vertederos. Y cada día ganan adeptos y crecen en las redes sociales.

Fundación que tiene su origen en la ONG peruana Recicla, Pe!. Hace dos años en Lima, tiempo en el cual han logrado tener en la capital inca más de 300 puntos de recolección de botellas, aumentar las tasas de reciclaje de este material, capacitar un sinnúmero de personas y realizar campañas de limpieza de playas y ecosistemas con excelentes resultados.

¿Qué hace Recicla, Pues!?

Recicla, Pues! tiene tres líneas de acción definidas, la primera es la capacitación en diversas instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas a través de medios de comunicación y desarrollo de eventos.

La segunda, es la instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de botellas PET en lugares públicos y privados.

La tercera, el desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones, ya que ellos se benefician directamente de todo lo anterior, puesto que la separación de las botellas hace más fácil su labor y a su vez el material recuperado es entregado a ellos, que lo venden a las empresas que procesan este tipo de materia prima, todo esto aporta al desarrollo de la economía circular.

Respaldados en la economía circular, un concepto directamente relacionado con la sostenibilidad, que busca reducir al mínimo la extracción de recursos naturales para la fabricación de un nuevo producto, Emir Torres director de Recicla, ¡Pues!, dice que todos podemos y explica el proceso: las personas adquieren bebidas envasadas en botellas PET, posteriormente disponen las botellas de manera correcta en contenedores, estas botellas se le entregan a las asociaciones de recuperadores (recicladores) ellos venden este material a empresas que producen nuevas botellas a partir del PET recuperado, la botella vuelve al mercado con otra bebida y de esa manera vuelve a iniciar el círculo. Cumpliendo además con los pilares del desarrollo sostenible.

Nota publicada en: https://www.noticiasdiaadia.com/bogota/reciclar-mas-que-un-deseo/

¡Fundación Recicla, Pues! lo invita a ser eco amigable

Una playa, un lago, nuestros parques, lugares ideales, para empezar a contribuir con el cuidado ambiental; de igual manera si estamos en un bosque, cerca de un río o, en general, en espacios naturales turísticos donde hay que evitar tirar la basura al suelo.

La fundación colombiana Recicla, Pues! comparte algunos consejos útiles en busqueda de que cuidemos del medio ambiente y no le causemos daño. Las botellas, con lo reciclable: es normal que las caminatas o el calor hagan que los viajeros lleven consigo bebidas embotelladas, lo que no es normal, ni está bien, es que arrojen al suelo dichos envases luego de haber consumido los productos. El turismo se sustenta en la belleza de los paisajes y nada peor para este sector que ver, por ejemplo, una playa llena de botellas tiradas o una costa con islas de plástico flotando a la deriva. Tomar consciencia y depositar las botellas plásticas en los lugares adecuados y junto a los materiales reciclables es la actitud.Una botella de vidrio en esta época de sequía puede generar un incendio,hay que tener mucho cuidado.

¿Y con la basura que encontramos?: no es suficiente no aportar al problema, hay que ser parte de la solución. Si bien es necesario separar los desechos y no dejar desperdicios en los ecosistemas, también es relevante limpiar aquellos lugares que visitemos. No se trata de armar una gran brigada de limpieza, basta con llevar una bolsa ecológica, en tela, por ejemplo, y recoger en ella las botellas que encontremos en nuestro camino para luego dejarlas en el lugar adecuado junto al resto de materiales reciclables.

Si cada viajero recogiera una sola botella en su estadía las playas, ríos y bosques estarían libres de desechos, el destino sería más atractivo y además se generarían más recursos para los recuperadores que obtienen su sustento de esta actividad (para el caso colombiano hablamos de cerca de 60.000 familias).

Los mares y ríos son solo para nadar: No se debe ingresar al mar, a ríos o lagunas con bebidas o alimentos, además de poner en riesgo la integridad por tener objetos que limitan la movilidad, estamos llevando potenciales desechos que pueden quedar a la deriva e ir a parar a los ecosistemas acuáticos, afectando a miles de animales y contaminando las aguas.

La fundación Recicla, Pues!, dedicada a promover el reciclaje de envases plásticos, hace un llamado en estas vacaciones para actuar sobre la forma en que podemos beneficiar al planeta. Comparta estos buenos hábitos con familiares y amigos para evitar que esta temporada genere daños a los ecosistemas.

Nota publicada en: https://centrors.org/fundacion-recicla-pues-lo-invita-a-ser-eco-amigable/

Movimiento que promueve reciclar botellas de plástico se extiende a la región y llega a Colombia

La cantidad de botellas tiradas en las playas, camino a invadir las aguas del mar, decidió a dos jóvenes peruanas, Daniela y Sandra Tagle, a pasar del impacto que eso les causaban a emprender acciones para evitarlo. Así nació Recicla, Pe!, una ONG que inicialmente buscaba concientizar a los peruanos sobre la importancia de reciclar botellas de PET, pero que ahora, gracias al éxito obtenido y la penetración alcanzada, se prepara para convertirse en un movimiento latinoamericano. Colombia es la primera estación.

Creada en el 2017, Recicla, Pe! se ha convertido en un modelo dentro de las estrategias para estimular el reciclaje. Con un robusto calendario de actividades y campañas de limpieza de playas y ecosistemas, una muy fuerte acción de redes, 300 puntos de recolección de botellas en la capital peruana, aumento en las tasas de reciclaje, vinculación de empresas, artistas, deportistas, voluntarios, la ONG crece cada día, suma seguidores y siembra con asertividad el mensaje: reciclar es el camino.

En Colombia

Recicla, Pues!, es el nombre que toma la ONG en Colombia con el mismo objetivo: concientizar y educar a la población sobre el reciclaje de envases de plástico de tereftalato de polietileno, más conocido como Pet, un material que puede ser reciclado una y mil veces, disminuyendo el impacto ambiental.

Con la decisión de convertir este esfuerzo en un movimiento latinoamericano, las hermanas Tagle conocieron en Colombia a Emir Giovanni Torres, un colombiano inquieto como ellas por la cantidad de botellas en los vertederos, camino de invadir los océanos, sensible con la situación de los recicladores quienes, con un poco de ayuda, podrían mejorar su situación, obsesionado con la educación “verde” desde la infancia para incubar el desarrollo de la economía circular. Nace así, Recicla, Pues!, un emprendimiento que seguirá el camino del peruano.

Con apenas dos meses de actividades, la ONG colombiana ha logrado entrar en el calendario de actividades sostenibles y promover sus tres frentes de acción:

Concientización de las personas acerca de la correcta disposición y reciclaje de botellas de plástico Pet, a través de capacitaciones en instituciones académicas, empresas y organizaciones, campañas en medios de comunicación y desarrollo de eventos.

Instalación y gestión de puntos ecológicos enfocados en la recolección de envases en lugares públicos y privados.

Desarrollo integral y dignificación de los recuperadores ambientales (recicladores), mediante alianzas con las diferentes asociaciones.

“Necesitamos que cada día más consumidores de bebidas separen las botellas, las lleven a los contenedores dispuesto para tal fin en centros comerciales y conjuntos residenciales, o que las entreguen directamente a los recuperadores de su sector, aportando así a la conservación del planeta, dice el director de la ONG.”

“El reciclaje de dos toneladas de plástico ahorra cerca de una tonelada de petróleo bruto, gran cantidad de agua, y además disminuye las emisiones de gases de efecto invernadero”, razones suficientes para reciclar.

Nota publicada en: https://centrors.org/movimiento-que-promueve-reciclar-botellas-de-plastico-se-extiende-a-la-region-y-llega-a-colombia/

Vacaciones sí, pero amigables con el medio ambiente

Una estadía corta en una playa, en una reserva natural o en una montaña generan un impacto importante en el hábitat. Existen algunas acciones que pueden hacer que este sea positivo y permita mantener el ambiente vivo y floreciente.

El fin de un año y el inicio de otro es el momento ideal para salir de viaje, descansar, disfrutar de las vacaciones y desconectarse del mundo. Sin embargo, a todas estas actividades se suma una nueva que tiene que ver con la preservación de la riqueza natural de los destinos que se visitan. Conocer lugares y vivirlos es sensacional, pero más increíble es saber que se cuidó para que más personas lo puedan conocer.

Contribuir es muy fácil. Estas son algunas recomendaciones que brinda la Fundación Recicla Pues en busca de que las vacaciones sirvan para cuidar del medio ambiente y no para causarle daño:

Las botellas, una acción elemental: Es normal que las caminatas o el calor hagan que los viajeros lleven consigo bebidas embotelladas, lo que no es normal, ni está bien, es que arrojen al suelo dichos envases luego de haber consumido los productos. El turismo se sustenta en la belleza de los paisajes y nada peor para este sector que ver, por ejemplo, una playa llena de botellas tiradas o una costa con islas de plástico flotando a la deriva. La mejor opción es que cada persona lleve consigo su propio envase reutilizable, o en caso de que no pueda, que deje las botellas junto a los materiales de reciclaje.

No más basura en el camino: No es suficiente no aportar al problema, hay que ser parte de la solución. Si bien es necesario separar los desechos y no dejar desperdicios en los ecosistemas, también es relevante limpiar aquellos lugares que se visitan. No se trata de armar una gran brigada de limpieza, basta con llevar una bolsa ecológica, en tela, por ejemplo, y recoger en ella las botellas que haya en el camino para luego dejarlas en el lugar adecuado junto al resto de materiales reciclables.

Si cada viajero recogiera una sola botella en su estadía las playas, ríos y bosques estarían libres de desechos, el destino sería más atractivo y además se generarían más recursos para los recuperadores que obtienen su sustento de esta actividad (para el caso colombiano son cerca de 60.000 familias).

Los mares y ríos son solo para nadar: No se debe ingresar al mar, a ríos o lagunas con bebidas o alimentos, además de poner en riesgo la integridad de las personas por tener objetos que limitan la movilidad, estos son potenciales desechos que pueden quedar a la deriva e ir a parar a los ecosistemas acuáticos, afectando a miles de animales y contaminando las aguas.

Otros consejos que brinda el destino Yucatán para unas vacaciones amigables con el medio ambiente son:

Protectores solares no tóxicos: La segunda barrera de arrecifes más grande del mundo tiene su casa en el Caribe mexicano y florece con hermosos colores de corales, así como especies de peces y vida marina. Y la idea es que cada vez más personas lo aprecien en todo su esplendor mientras practican esnórquel, sin embargo, aunque los protectores solares cuidan la piel del sol, estos pueden blanquear la barrera coralina y causar un daño irreversible. ¿Qué puede hacer? Traer protectores solares no tóxicos en vacaciones o preguntar dónde adquirirlos a la llegada del destino.

Haga del hotel su propia casa: Quizás esto suene un poco raro, pero el propósito de la estadía es que el huésped disfrute de sus vacaciones al máximo dentro y fuera del hotel y aunque hay algunos tips a seguir para explorar el mundo exterior, existen algunas recomendaciones para tener una estancia ecológicamente amistosa.

¿Qué puede hacer? Reutilice las toallas, apague las luces y aparatos electrónicos cuando no los esté usando o no se encuentre en la habitación. No tome baños prolongados y si tiene manera de controlar el aire acondicionado, úselo cuando lo necesite. Estos pequeños pasos le ayudarán a usted y al hotel a disminuir la huella de carbono y el impacto en el medio ambiente.

Nota publicada en: https://www.elespectador.com/cromos/vacaciones-si-pero-amigables-con-el-medio-ambiente/

Vacaciones eco amigable, propone la Fundación Recicla. ¿¡Pues!?

El fin de un año y el inicio de otro es el momento ideal para salir de viaje, descansar, disfrutar de las vacaciones y desconectarse del mundo. Una playa es el lugar ideal, también para empezar a contribuir con el cuidado ambiental; de igual manera si estamos en un bosque, cerca de un río o, en general, en espacios naturales turísticos donde hay que evitar tirar la basura al suelo.

La fundación colombiana Recicla, ¡ Pues! comparte algunos consejos útiles en busca de que las vacaciones sirvan para cuidar del medio ambiente y no para causarle daño:

Las botellas, con lo reciclable: es normal que las caminatas o el calor hagan que los viajeros lleven consigo bebidas embotelladas, lo que no es normal, ni está bien, es que arrojen al suelo dichos envases luego de haber consumido los productos.

El turismo se sustenta en la belleza de los paisajes y nada peor para este sector que ver, por ejemplo, una playa llena de botellas tiradas o una costa con islas de plástico flotando a la deriva. Tomar consciencia y depositar las botellas plásticas en los lugares adecuados y junto a los materiales reciclables es la actitud.

¿Y con la basura que encontramos?: no es suficiente no aportar al problema, hay que ser parte de la solución. Si bien es necesario separar los desechos y no dejar desperdicios en los ecosistemas, también es relevante limpiar aquellos lugares que visitemos. No se trata de armar una gran brigada de limpieza, basta con llevar una bolsa ecológica, en tela, por ejemplo, y recoger en ella las botellas que encontremos en nuestro camino para luego dejarlas en el lugar adecuado junto al resto de materiales reciclables.

Si cada viajero recogiera una sola botella en su estadía las playas, ríos y bosques estarían libres de desechos, el destino sería más atractivo y además se generarían más recursos para los recuperadores que obtienen su sustento de esta actividad (para el caso colombiano hablamos de cerca de 60.000 familias).

Los mares y ríos son solo para nadar: No se debe ingresar al mar, a ríos o lagunas con bebidas o alimentos, además de poner en riesgo la integridad por tener objetos que limitan la movilidad, estamos llevando potenciales desechos que pueden quedar a la deriva e ir a parar a los ecosistemas acuáticos, afectando a miles de animales y contaminando las aguas.

¡La fundación Recicla, Pues!, dedicada a promover el reciclaje de envases plásticos, hace un llamado en estas vacaciones para actuar sobre la forma en que podemos beneficiar al planeta. Comparta estos buenos hábitos con familiares y amigos para evitar que esta temporada genere daños a los ecosistemas.

Nota publicada en: https://www.notingenio.com.co/destacado/vacaciones-eco-amigable-propone-la-fundacion-recicla-pues/

Familias recicladoras recibieron compactadora en Bogotá

Apropet, empresa colombiana perteneciente al Grupo SMI – San Miguel Industrias-, dedicada a la transformación del plástico PET recuperado en materia prima para la fabricación de nuevas botellas, hizo entrega, junto con la Fundación Recicla, Pues!, de una compactadora a los recuperadores ambientales de la Asociación Asocolombianita, favoreciendo el trabajo de cerca de 90 familias.

La compactadora, con un valor cercano a los 35 millones de pesos, es una herramienta vital para optimizar los procesos de reciclaje de materiales como plástico, papel y cartón.

“¡La felicidad de ver esta compactadora aquí es grande! vamos a ahorrar espacio en la bodega y dinero en el transporte del material recuperado, ya que al trasladarlo prensado ocupa menos espacio, y podemos llevar mayor cantidad en cada viaje, además las empresas transformadoras de estas materias primas pagan mejor en `paca´ (comprimido) que en `globo´ (sin comprimir)” afirmó Héctor Jaime Bernal fundador de la Asociación de Recicladores de Puente Aranda La Colombianita E.S.P. (Asocolombianita), que aglutina a cerca de 90 personas que derivan su sustento de las labores del reciclaje.

John Henry Villamizar, Country Manager de Apropet, explicó el proceso que realiza la firma para hacer este tipo de aportes a los recicladores: “Se Identifican algunas asociaciones de recuperadores que destacan por su organización y emprendimiento, y a manera de comodato les entregamos este tipo de maquinaria, con esto dignificamos su labor, optimizamos sus procesos y aportamos a la generación de mejores ingresos económicos para ellos y sus familias, adicionalmente se brinda la capacitación acerca del manejo correcto y cuidados de la compactadora”.

Recicla, Pues! es una fundación colombiana que nació como parte del movimiento en favor del reciclaje promovido por la ONG peruana Recicla, Pe!. que estuvo presente en la entrega de la compactadora con Daniela Tagle, una de sus promotoras.

“Este es un esfuerzo conjunto de Apropet y la Fundación Recicla, Pues! para dignificar, tecnificar y potenciar la labor de las asociaciones de recuperadores; a través de estas acciones aportamos al cuidado del medio ambiente y al desarrollo de la economía circular” anotó al respecto Emir Torres director de la Fundación Recicla, Pues!

Asocolombianita se suma a una lista de más de 10 organizaciones de recicladores, que han sido beneficiadas a través de este programa de Apropet y la Fundación Recicla, Pues!

Aporte Informativo: Oficina Externa De Prensa – APROPET

Nota publicada en: https://www.noticiasdiaadia.com/bogota/familias-recicladoras-recibieron-compactadora-en-bogota/